¡Lo nuevo!

¿Niños con mal genio? Te decimos cómo ayudarlos

¿Cómo ayudar a un niño con mal genio?

Lo principal que necesitarás son niveles exorbitantes de paciencia, serenidad y amor para no perder la batalla, explotar fácilmente y de paso aumentar el enojo o berrinche de tu pequeño angelito.

La personalidad gruñona de tu hijo puede traer cosas positivas para su desarrollo, pues detrás de esa pantalla puede esconderse una mente brillante e ingeniosa. Es importante que no se ignoren estos rasgos del menor, sino al contrario, deben observarse detenidamente y dirigirlos hacia buen puerto.




Si tu pequeño tiene mal genio, puedes estimularlo pidiéndole que exprese cómo se siente con palabras, sin llegar a los gritos o a los golpes. Evita sobre todo darle un juguete o algún aparato tecnológico con la finalidad de apaciguar su estado de ánimo. 


Sin alterarnos, hay que enseñarlos a calmarse, ya que es sumamente importante que los menores aprendan a adaptarse a ciertas personas o situaciones, y no siempre obtener lo que pretenden. 

Lo más importante a su edad es la COMUNICACIÓN.

Algo que puede servir para tranquilizarlos, es enviarlos unos momentos a su habitación para que poco a poco se les baje el mal humor, explicándoles que charlarán con ellos hasta que se tranquilicen.


También es importante no caer en su juego y mantener la calma todo el tiempo.


Es vital que un niño con mal genio se mantenga distraído en actividades sanas para su formación como jugar con otros niños, salir a divertirse en el parque, practicar algún deporte o leer un libro. Los juegos de mesa son ideales para estimular y tranquilizar a los menores.



No hay comentarios.