¡Lo nuevo!

El escándalo de Cambridge Analytica y Facebook


Luego de que una serie de investigaciones periodísticas revelarán el pasado fin de semana que entre Cambridge Analytica y Facebook se gestará un sospechoso amorío, cuya principal fecundación fuera la filtración masiva de datos de millones usuarios de la red social en Estados Unidos, el prestigio, confianza y las acciones de la empresa de Mark Zuckerberg cayeron en picada.


Las acciones de Facebook cayeron 8.12% tras las revelaciones de que Cambridge Analytica habría vulnerado su base de datos

De acuerdo a los reportes publicados por The New York Times y The Observer, los datos privados de 50 millones de personas fueron utilizados para manipular psicológicamente a los votantes en las elecciones del 2016 en el país vecino, donde resultó electo presidente Donald Trump.


 La empresa liderada por Zuckerberg asegura que jamás se vulneró la seguridad y el caso no puede ser calificado como una filtración:

Los usuarios cedieron su información; no hubo filtración en los sistemas y no hubo robo de contraseñas ni de información sensible

Sin embargo, así como el Congreso estadunidense, una comisión del Parlamento británico citó al fundador y director de la red social para que comparezca por este asunto. “Es hora de escuchar a un alto directivo de Facebook con la suficiente autoridad para ofrecer una explicación detallada sobre este catastrófico fallo de procedimiento”, señala el citatorio.

¿Quién es Cambridge Analytica?


Cambridge Analytica es una empresa con sede en Londres, fue fundada en el 2013 como una derivación de otra firma similar llamada SCL Group por el analista financiero Alexander Nix.

Se presenta como una compañia que usa el análisis de datos para desarrollar campañas para marcas y políticos que buscan cambiar el comportamiento de la audiencia, especializada en recoger datos online y crear con ellos perfiles de los votantes.

Si conoces la personalidad del elector puedes ajustar mucho más tus mensajes y multiplicar el impacto

La prioridad de esta forma de operar no radica en conocer la edad, sexo, o raza, sino en las tendencias emocionales del votante. Conociéndolas se puede influir en ellas.


De acuerdo a un video divulgado en Internet la firma utiliza sobornos, noticias falsas y trabajadoras sexuales para poner a políticos en situaciones comprometedoras e interferir en procesos electorales y manipular las elecciones a través de herramientas digitales que permiten incidir en la opinión de los votantes.

Pero, ¿Cómo obtuvo Cambridge Analytica toda la información?


La obra se atribuye a Aleksandr Kogan, profesor de la universidad d Cambridge, quien a modo de proyecto personal desarrolló en un test de personalidad en formato de aplicación para Facebook en 2013.

Este investigador desarrolló una aplicación llamada “Esta es tu vida digital”. Se trataba de una de las cientos de encuestas aparentemente inofensivas que circulan en Facebook y otras redes sociales, del tipo:

¿Qué Pokemon eres tú?

¿Cuáles son las palabras que más usas?

La encuesta de Kogan era un test de personalidad que preguntaba a los usuarios si son extrovertidos, vengativos, si acaban los proyectos que empiezan, si tienden a preocuparse o si les gusta el arte, entre otras muchas cosas.

El método sirvió para reunir datos de 270.000 usuarios de Facebook, pero también para hacerse con los datos de sus amigos en la red social.

En total, según un antiguo empleado de Cambridge Analytica, la consultora consiguió datos de 50 millones de personas que acabaron siendo usados para transmitirles mensajes electorales a medida.

Pero la compañía no solo envío publicidad personalizada, de acuerdo al extrabajador, también desarrollaron noticias falsas que luego replicó a través de redes sociales, blogs y medios digitales.

Pieza clave en este tablero es Steve Bannon, quien contrato a Kogan, y acabaría trabajando como estratega de campaña de Donald Trump.


Por su parte Cambridge Analytica aseguró que cuando en 2015 se enteró de que Kogan había recopilado los datos, la empresa los borró. Además, aseguró, que ninguno de esos datos fue usado en los servicios que proporcionó a la campaña de Trump.

México no se salva, hay indicios de la injerencia de Cambridge Analytica en los procesos electorales


En noviembre de 2017, el candidato presidencial por Morena, Andrés Manuel López Obrador, pidió al Instituto Nacional Electoral (INE) investigar el papel que ha desempeñado la empresa Cambridge Analytica en México.

Esta empresa ha sido contratada para atacarnos, tengo información, es una empresa especialista en el manejo de publicidad y de guerra sucia. Ellos se jactan que fueron los que asesoraron a Donald Trump, yo pido al INE, a la Fiscalía Electoral, que investigue a esta empresa Cambridge

De acuerdo al video difundido en redes sociales, altos ejecutivos de la empresa acusada de obtener información ilegal de Facebook dijeron haber realizado operaciones en México.

Según una investigación de El Financiero-Bloomerg los vínculos en México apuntan al PAN y el círculo calderonista, pues la oficina en México de Cambridge Analytica compartía la misma dirección que otra empresa de tecnología operada por un exfuncionario federal durante el sexenio del panista Felipe Calderón.


La oficina en México de Cambridge Analytica, de acuerdo con registros oficiales, se encuentra en el mismo edifico (ubicado en la Calle Bahía de las Palmas No 1, en la colonia Verónica Anzures) que la empresa Mowisat, una empresa con capitales mexicanos e ingleses que, según su modelo de negocios, ofrece internet en zonas marginadas del país con fines altruistas y servicios de banca electrónica para comunidades rurales.

#DelateFacebook


Ante este descalabro, miles de internautas impulsan un movimiento que busca boicotear a Facebook eliminando sus perfiles e invitando a otras personas a que lo hagan.

Incluso desde la familia de Facebook, el cofundador de Whatsapp, Brian Acton, pidió a través de un mensaje a los usuarios borrar sus cuentas de dicha red social.

La mayoría apoya esta iniciativa, aunque reconocen que no es una decisión fácil de tomar, a pesar de no estar de acuerdo con lo sucedido la red social se ha convertido en una parte importante de la vida de los usuarios.


No hay comentarios.