¡Lo nuevo!

10 señales para conocer si tu ambiente laboral es dañino para tu salud


No existe el trabajo ideal, pensarán algunos extremistas vehementes, siempre se quiere más o se está inconforme y es normal, expresarán con tanta seguridad, pues es parte de la naturaleza de nuestro ser. Obvio que si tú eres marxista o budista, por citar algunos ejemplos, reirás ante tales señalamientos.

Parece que la especie humana es difícil de complacer a nivel laboral (y casi en todos los aspectos de la vida), es como si en el fondo viviera encadenada de manera triste en el corral de la insatisfacción y día tras día se pasara mirando la supuesta felicidad que es ajena y distante, aquellos fragmentos de placer que se encuentran más allá del cerco que no se atreve a cruzar.

Está fragilidad para muchos es un estigma que se debe portar con gran orgullo, sin embargo, nos hace desviar la atención de lo importante y casi siempre nos invita a ignorar nuestro calvario.

No somos cuerdos muchas ocasiones y está incapacidad nos presenta un panorama confuso sobre si nuestro ambiente laboral (y de vida diaria) es benéfico para nosotros y quienes nos rodean, o si es tóxico y perjudicial y nos tiene al borde del suicidio, no como acto, sí como auto sabotaje, donde vivir y trabajar es como morir en vida.


Si hasta aquí haz realizado un poco de auto reflexión y te encuentras meditando sobre tu existencia, a continuación te presentaremos un pequeño listado para ayudarte a conocer si realmente tu ecosistema laboral es un lugar muy tóxico:

1. Tu jefe te hostiga a ti y a otros, hay acoso sexual y discriminación.

2. No hay trabajo en equipo, cuando algo sale mal se busca un culpable, no una solución.

3. Con frecuencia tu jefe o colegas toman crédito por tu trabajo.

4. Estás haciendo el trabajo de dos o más personas sin reconocimiento o remuneración adicional.

5. Circulan rumores, chismes y acusaciones.

6.- La comunicación es deficiente, las personas no conocen sus funciones  y por lo tanto no saben qué se espera de ellos.

7. El jefe está ausente o no se ocupa de sus tareas

8. Parece que la gente incompetente jamás será despedida, en cambio elementos valiosos son despedidos o renuncian. La gente menos adecuada recibe ascensos.

9. Tus colegas tienen comportamientos agresivos o se irritan con facilidad, la gente no se comunica con cordialidad y respeto.

10. No existe ningún plan de desarrollo, integración o capacitación.



Si estás viviendo más de 4 o más de estas situaciones, estás en problemas ¿Qué harás al respecto? Nunca es tarde, quítate los miedos y actúa. 

No hay comentarios.