¡Lo nuevo!

Ningún aeropuerto en el Valle de México: Pueblos originarios


Para los pueblos originarios de Texcoco no es viable la operación de ningún aeropuerto en la cuenca del Valle de México, por lo que la consulta, que se realizará del 25 al 28 de octubre, no representa sus opiniones.
 “Nos queda claro que no es nuestra consulta, que se está imponiendo y que se realizaría estuviéramos o no de acuerdo. La vemos como un medio para difundir las afectaciones que significan este proyecto. Pero nosotros no promovemos la construcción de aeropuertos, por eso no podemos decidir en dónde construirlo porque defendemos la cuenca”, expresó Raúl Martínez, integrante de la Plataforma Organizativa contra el Nuevo Aeropuerto y Aerotrópolis, durante el foro “El Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Diálogo con las voces de resistencia” que se realizó en la IBERO.



Aseguró que los pueblos originarios no tuvieron nada que ver en la forma en cómo se planificó la consulta ciudadana sobre la construcción del NAIM por lo que no la promueven ni la apoyan públicamente.
Sin embargo, hizo un llamado para que quienes participen en la consulta digan 'no' al NAIM, no porque apoyen este ejercicio participativo, sino porque quieren evitar la construcción de aeropuertos en la cuenca del Valle de México.
De acuerdo con Martínez, a la hora de realizar las dos preguntas que serán parte de la consulta se olvidó decir que la pista aérea de Santa Lucía también está asentada en un lago. Por esta razón, comentó, cuando se hace un proyecto se tiene que manejar la prevención de riesgo, el diagnóstico preciso para restitución de daños y la protección de los derechos humanos.
“No es viable la realización de ningún proyecto aeroportuario en la cuenca del Valle de México por la gravedad y los riesgos que esto implica; por eso, en la campaña 'Yo prefiero el lago' se tendrá que agregar 'rescatemos la cuenca' porque si no tenemos esa visión dejamos la oportunidad de defender el futuro inmediato".
Añadió que la crisis hídrica —vaticinada para 2025— se adelantará a 2020 en caso de cualquier alteración en el valle.
Fernando Córdova, coordinador del Grupo de Análisis de Manifestaciones de Impacto ambiental del Programa Observatorio Socioambiental, Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS), señaló que las preguntas están bien en términos de lo que se está eligiendo: un proyecto central que concentre todo o un sistema aeroportuario.
“Están bien desarrolladas, no las siento sesgadas en términos de lo que se está planteando. Revisamos el proyecto desde 2014 con una perspectiva académica y científica; hemos dado mucho acompañamiento a los pueblos en defensa de los recursos justamente porque veíamos esta gran afectación. Somos parte de los juicios que se han hecho en contra del NAIM desde los peritajes del impacto ambiental, juicios que no se han resuelto y que son importantes en el corto plazo”, añadió Córdova.
María Julieta Lamberti, coordinadora de investigación de Project on Organizing, Development, Education and Research, señaló que en la construcción del NAICM sólo se benefician los intereses corporativos, pues la mayoría de los contratos para la su construcción fueron por adjudicación directa y no cumplieron con los estándares internacionales en términos de compras públicas, transparencia y contrataciones abiertas, dificultando conocer a los beneficiarios reales de la obra.
“Se realizaron contratos a personas no expertas que tenían relaciones con directivos del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM). No se realizó un correcto seguimiento de los entregables de contratos cruciales para la comunidad”, expresó.
Trinidad Ramírez, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) Atenco, hizo un llamado a los estudiantes para que levanten la voz y no se dejen llevar por la manipulación, pues hay una línea planteada por los "señores del dinero".
“Vean la parte humana, no somos objetos, ni mercancías, nosotros sentimos y nos indignamos con la imposición. Pedimos a que unan su voz y se informen sobre quiénes protestan y cómo viven. Sí queremos el desarrollo, pero que no esté basado en el despojo porque eso ha modificado leyes para hacer legítimo lo ilegítimo y eso debe cambiar. No somos los pobrecitos de Atenco, somos los que estamos resistiendo y luchando y hacemos un llamado urgente a unirnos, los universitarios y el pueblo. Necesitamos poner candado a las tierras”, expresó.




No hay comentarios.