¡Lo nuevo!

Cuando se muere una lengua, muere una forma de ver el mundo: UNAM


Al ser el instrumento de mayor alcance para la preservación y el desarrollo del patrimonio cultural tangible e intangible, cuando se muere una lengua, muere una forma de ver el mundo, aseguró José Manuel del Val Blanco, director del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad (PUIC) de la UNAM.
En el Día Internacional de la Lengua Materna, el académico recordó que en México existen 69 o 70 lenguas indígenas, y más de 360 variantes lingüísticas pero el estado actual de las lenguas indígenas en el país es malo, pues existe una condición poco propicia para su desarrollo.
“Las lenguas se extinguen porque no hay hablantes”, dijo
“Los propios miembros de las comunidades indígenas no están alfabetizados en su lengua. No hay todavía una lógica en la construcción del carácter pluricultural de la sociedad mexicana”, añadió.
Para el investigador una sociedad multicultural y multilingüe significa que debe haber un desarrollo de las lenguas con una correspondencia territorial: en el Valle de México el náhuatl, en Yucatán el maya, en Chihuahua el tarahumara o rarámuri, ejemplificó.
“Las lenguas indígenas se deben enseñar en las escuelas oficiales: en las regiones maya, zapoteca, purépecha, náhuatl, huichol... cada una la que corresponde a su comunidad. La sociedad mexicana y las instituciones del Estado aún no han comprendido la responsabilidad que se tiene al respecto”, puntualizó.




No hay comentarios.